miércoles, 21 de septiembre de 2016

TARTA FRÍA DE MELÓN (SIN AZÚCAR)

INGREDIENTES:
  • 16 Galletas tipo María (sin azúcar)
  • ½ Kilo de queso batido desnatado
  • 2 yogures naturales desnatados  
  • 9 hojas de gelatina neutra
  • 4 rodajas gruesas de  melón piel de sapo
  • Edulcorante liquido
  • Una cucharada  colmada de mantequilla
  • Colorante  alimentario en  tono verde.( azul + amarillo)
PREPARACIÓN:

Poner a hidratar 6 hojas de gelatina.
Quitar la cáscara al melón y trocearlo en pedazos pequeños.
Poner en un cazo los trozos de melón, echarle un chorrito de agua, llevar a ebullición y dejar  cocer a fuego lento, machacando con un tenedor para que se deshagan los trozos. Triturar  con la batidora para formar una crema  fina. Añadirle un par de gotas de colorante verde  (mezcla de azul+ amarillo).
Apartar la cuarta parte de la crema de melón en otro  cazo y  reservarla para hacer la cobertura.
En las ¾ partes  de la crema de melón para el relleno, poner 15 ml. De edulcorante liquido, volver a calentar un poco y  añadir  las  hojas de gelatina ya hidratadas. Diluirlas bien y  reservar hasta que esté  casi fría.
Mientras tanto Derretir la mantequilla.
Triturar con la picadora las galletas, mezclarlas  con la mantequilla hasta formar  una pasta.
Rellenar  el fondo de un molde desmoldable con la pasta de las galletas,  apretándola muy bien para formar la base  de la tarta. Meter en la nevera un ratito para que se endurezca.
En una jarra batidora  poner  el queso,  los yogures y la crema de melón. Batirlo muy bien paraqué  quede todo bien mezclado y ponerlo sobre  la base de galletas.  Volver a meter en la  nevera  para que  se  cuaje con el frío.
Mientras tanto  hidratar las 3 hojas de gelatina restantes.
Calentar  la crema de melón que habíamos reservado para la cobertura, añadirle las hojas de gelatina y 7 ml.  de edulcorante  líquido.  Mezclar todo muy bien y dejar enfriar.
Cuando  la tarta esté cuajada poner por encima la cobertura de melón, si queremos ponerle  alguna decoración, hacerlo en ese momento para que se adhiera a la  cobertura y volver a guardar en el frigorífico hasta el día siguiente.
Desmoldar y servir muy fría.